¿Te ayudamos?

Vign_compu_crash_ws35414876

Admítelo. Te han encriptado pero, podemos ayudarte.

Querido amigo, estás aquí porque estas muy preocupado; empiezas a tener ansiedad; estas desesperado…

  • Empresario, ayer tenías una empresa y hoy te has encontrado con que puedes mandar a tu gente a su casa. No puedes trabajar.
  • Abuelo, tenías todas las fotos de tu nieto en el ordenador y hoy tienes unos archivos que no dejan abrirse.
  • Abogado, mañana era el último día para contestar a una demanda y hoy te has encontrado con que no puedes acceder a los escritos de tu razón.
  • Diseñador, ya tenías preparados todos tus modelos para la próxima temporada de primavera – verano y… ¿dónde están ahora? No se pueden abrir.

Estas y cientos de situaciones similares son con las que a diario se encuentra nuestro Servicio Técnico de empresas y particulares que solicitan nuestra intervención para solucionar tan temido y extendido mal del ransomware, virus que encriptan, cryptolockers y demás variantes que nos secuestran los datos de nuestros equipos y sistemas informáticos.

¿Y ahora qué?

Llegados a éste punto, sólo existen dos posibilidades para recuperar nuestros archivos:

  • La primera (no necesariamente por éste orden), pasa por sucumbir a la extorsión del hacker para “liberar” nuestros ficheros bloqueados con un fichero a modo de “antídoto” proporcionado por éste previo pago.
  • La otra opción pasa por acudir a una empresa como la nuestra para ver si, a partir de algunos archivos encriptados de muestra que nos envíe, analizándolos, conseguimos “fabricar” una solución alternativa que permita desencriptarlos.

¿Y qué hacer? ¿Qué me resultará más rentable, más rápido y a la vez más seguro?

Veamos; en esto habría que valorar las opciones porque, al final, lo verdaderamente importante para usted, es recuperar sus archivos encriptados.

  • DESACONSEJAMOS, inicialmente, la opción del pago al hacker por varios motivos:
    •  Con el pago al hacker, se fomenta que éstos sigan en sus actividades delictivas; de una manera clara, si pagamos, estamos financiando a su vez que estas “sanguijuelas”, sigan desarrollando métodos más complejos en la elaboración de sus programas de encriptación y dado que observan que se trata de un “negocio” muy lucrativo, multiplicarán sus ataques y sus formas de intentar engañar a los usuarios; Correos de España, Endesa, Facebook, son algunas de las empresas a las que han intentado suplantar con sus correos maliciosos. ¿Quien nos dice que mañana no lo harán con otras empresas conocedoras por todos y de reconocido prestigio como las antes mencionadas para conseguir sus fines de engañarnos, encriptar nuestra información y pedir un rescate por ello?
    • Por otra parte, el pago al hacker, no es ninguna garantía para la recuperación de los archivos. Debe considerarlo con un dinero que se emplea a “fondo perdido” donde las posibilidades de que el hacker le envíe el fichero con el “antídoto” sólo son básicamente dos: o del cero por ciento o del cien por cien en función de si éste nos envía o no el fichero que solucionaría todos nuestros males. Contamos con el testimonio de colegas informáticos que nos han indicado que se han encontrado con éste tipo de situación y que se han quedado absolutamente chafados cuando, en medio de la desesperación de la situación y después de que el cliente hubiera realizado el pago del “rescate”,  no han recibido fichero con antídoto alguno.
    • También nos han trasladado incidentes del tipo de que después de haber pagado y haber recibido el fichero desencriptador, a la hora de utilizarlo y pasarlo por todos los ficheros encriptados, han podido comprobar que, finalizado el proceso, no se han desencriptado la totalidad de los mismos, siendo el resultado de la desencriptación del 60 ó 70 por ciento en algunos casos, como mucho.
  • Por otro lado, indicarle también que si accedemos al pago al hacker, tenemos que ser conocedores de que el proceso del pago en sí no es ni mucho menos rápido ni sencillo. Esto no es como dar el número de la Visa o hacer una transferencia a un banco convencional; tampoco se puede pagar en euros ni en ninguna otra moneda de ningún país del mundo; se utiliza una “moneda virtual”, el BITCOIN. Si, además, no estamos familiarizados con el argot o los métodos que exigen, nos hallaremos ante un auténtico laberinto incluso para pagar; y a ello hay que sumar con que tenemos que contar igualmente con que hay unos plazos para realizar el pago. De entrada, nos darán un plazo de, generalmente, tres días para realizar un pago que varía en la cuantía de unos casos a otros y, si no llegáramos a realizarlo en ese tiempo, nos concederían un “periodo de gracia” de otros tres días pero tendríamos que realizar un pago del doble de la cantidad exigida en el primer plazo. Si. Como lo lee. Por lo tanto, es de capital importancia el que sea ávido en su decisión de pagar o no.
  • Crear una cuenta para BITCOINS.
    • Se realiza por internet. No hay una oficina física donde acudir, si se le estaba pasando por la cabeza y generalmente, la apertura no es instantánea debido a los procesos de verificación a los que se tiene que someter para tenerla totalmente operativa. Aquí por lo menos se nos va de un día a día y medio del plazo que tendríamos para realizar el pago al hacker. Si decide abrir una cuenta en Bitcoins, le sugeriríamos un sitio totalmente recomendable y verificado como es Coinbase aunque, como decíamos, debido a esos procesos de verificación necesarios, la cuenta no estará operativa inmediatamente.
    • A continuación, toca cambiar euros por Bitcoins, dado que el hacker nos exigirá el pago en esta “moneda” (para que las autoridades lo tengan difícil para seguirlo) y aquí encontramos otra dificultad añadida: según decíamos antes, y atendiendo a criterios como la tipología del virus, el número de archivos bloqueados, e incluso a la naturaleza de la empresa o el particular al que han bloqueado, los hacker pedirán una cuantía u otra que suele variar de entre los 300 y 2.000 euros en la mayoría de los casos. También es cierto que organismos como hospitales o bancos no han estado ajenos a estas formas de extorsión y recuerdo que un colega informático nos comentó que conocía el caso de un banco al que le habían exigido el pago  5 millones de euros en Bitcoins para el envío del “fichero desencriptador”. La dificultad la encontramos, cuando comprobamos que en una primera transacción no podemos cambiar todos los euros por Bitcoins que necesitaríamos, estando limitado el primer cambio euros-Bitcoins a entre 2 y 90 euros como máximo y que tampoco se hacen efectivos en nuestra cuenta instantáneamente. Asi que, resumiendo, si la cuenta en Bitcoins tarda en estar operativa entre un día y día y medio y luego, el cambio de euros en Bitcoins, lo tenemos que realizar en varias operaciones, el resultado es que seguro que nos vamos a pasar de los tres dias del plazo iniciales que nos exige el hacker y nos va a tocar pagar el doble de la cantidad, para que luego y después de todo, haya la posibilidad de que aún habiendo realizado el pago, no recibamos el “fichero desencriptador”.

Vale. Lo tengo decidido. Voy a probar vuestra opción. ¿que tengo que hacer?

  • La otra opción pasa por nuestra directa intervención. En este caso le pedidos que nos envíe (esto sería  lo ideal):
    • 4 ficheros encriptados.
    • Que tengan extensiones .doc, .xls, .pdf, .jpg.
    • Que los archivos tengan un tamaño mayor de 100 kb.
  • Nuestro equipo técnico analizará gratuitamente esos ficheros y en un plazo de 24 – 48 horas le contestará con la resolución del estudio que puede determinar que se puedan desencriptar por nuestros medios o bien le comunicaríamos que la encriptación no es posible por lo que, sin otra opción,  se tendría que acudir a la única alternativa posible en ese caso: el pago al hacker.
  • Por descontado, si usted necesitara la ayuda de un técnico una vez de obtenida la herramienta de desencriptación, podríamos conectarnos por remoto para llevar a cabo la puesta en marcha de la  desencriptación y llevarla así monitorizada en todo momento la intervención.
  • En el caso de que nuestra herramienta funcionara, le podríamos garantizar que el 100% de los ficheros encriptados se van a conseguir desencriptar, con lo cual ya nos olvidaríamos del pago al hacker y de la INCERTIDUMBRE de si nos va a enviar finalmente el fichero después del pago o de si la herramienta que nos envíe éste  vaya a funcionar al cien por cien o no.
  • En el caso de tener que realizar el pago finalmente al hacker, opcionalmente, tiene la posibilidad de que le ayudemos en toda la gestión encaminada al pago del “rescate”: creación de cuenta de Bitcoins, adquisición de Bitcoins, pago, comprobación del seguimiento de la transacción, trabajos de desecriptación en si mismo, etc.

Si lo necesitas, no esperes más. Ponte en contacto con nosotros.

telefono-NEGRO-MAPA-DE-BITS 916075463

Whastapp 625 727 727

email2.jpg  solucionvirus@hotmail.com